Un diente del antepasado del Megalodón en un lugar de habitación neolítico de Sharbitat (Sultanado de Omán).

11.02.2021

Sin duda alguna el tiburón es un animal que no deja indiferente a nadie. Hay a quienes el miedo les invita a odiarlo y otros que ven en él un auténtico fenómeno de la naturaleza a investigar, por ejemplo, por su inmunidad a enfermedades que acaban con la vida de los humanos o por su elegante manera de nadar. Asimismo, es un animal que ha servido como alimento para las sociedades desde tiempo atrás. Sin embargo, la relación entre el humano y el tiburón, como gran depredador de los océanos, ha sido investigada por su carácter ritual al aparecer dientes de diferentes especies acompañando sepulturas o al asociarse estos con deidades en diferentes culturas.

Diente de Otodus (Megaselachus) chubutensis encontrado en estructura de habitación Neolítica
Diente de Otodus (Megaselachus) chubutensis encontrado en estructura de habitación Neolítica

No es extraño encontrar dientes de tiburón entre las sociedades cazadoras-recolectoras marítimas, en este caso, de la zona del Sultanato de Omán; aunque la aparición de estos es común también en zonas de Portugal o de Sudamérica. En muchas ocasiones, estos dientes estaban asociados a rituales funerarios y aparecen acompañando los restos de algunos individuos inhumados. Este hecho, para muchos autores, sugiere una relación simbólica entre humanos y tiburones.

En el caso que nos ocupa, el diente se encontró...