Prehistoriadores por el mundo: La Cova de Bolomor

 La importancia de un yacimiento, o un museo, no radica tanto en las "magníficas" piezas que tiene en sus vitrinas o en las "increíbles" estructuras que se pueden visitar en dichos yacimientos. Todo esto al final se queda en una simple foto para redes sociales vacía de contenido y sin haber entendido nada de la historia que ese lugar nos podría contar. Al fin y al cabo, la historia es una ciencia social, y muchas veces a los que estudiamos ciencias históricas se nos olvida que el conocimiento que extraemos de nuestras investigaciones tiene que volver a la sociedad, es patrimonio de todos.

Alejándonos un poco de lado esta negatividad, en este caso no queremos hablar de los fallos o malas prácticas que podemos encontrar en muchos lugares patrimoniales de nuestro entorno. Hoy nos alejamos de la crítica y buscaremos un poco de optimismo hablando de la Cova de Bolomor y de las actividades que desarrolla la Asociación Cultural Bolomor para hacer llegar la historia de la cueva a los visitantes.

La Cova de Bolomor es un yacimiento de gran importancia para para entender el Pleistoceno medio en la costa mediterránea. Se ubica en el barranco de Bolomor, a dos kilómetros de la localidad de Tavernes de la Valldigna (Valencia). La cueva se abre en la vertiente meridional del valle de la Valldigna, valle que constituye el límite geológico de los sistemas Ibérico y Bético, que continua hacia el este extendiéndose hasta el mar Mediterráneo.

Esta cueva fue explotada durante mucho tiempo por pastores que la utilizaban como redil, como refugio en tiempos de inestabilidad social o bélica y también sufrió alguna que otra "búsqueda de tesoros". La primera visita científica la realizó el catedrático de geología y paleontología Juan Vilannova y Piera y su discípulo Eduardo Boscà recogiendo algunos materiales que formaron parte de la primera colección arqueológica del Museo Arqueológico Nacional. Desde ese momento el yacimiento comienza a despertar el interés de diversos investigadores que exploraron la cueva en diversas ocasiones. Pero no es hasta 1989 cuando comienza a excavarse este yacimiento con metodología arqueológicas como parte de las intervenciones anuales del Servicio de Investigación Prehistórica (SIP) de la Diputación de Valencia.

Las excavaciones realizadas en la cueva han permitido documentar una secuencia estratigráfica de unos 10 metros, que corresponde al Pleistoceno medio. Esta secuencia presenta una estratigrafía con una ocupación continua que oscila entre los 400.000 y los 100.000 años antes del presente, encontrando indicios de actividad humana en casos todas estas unidades. Las primeras ocupaciones humanas fechadas hace más de 350.000 años pertenecen a grupos cazadores-recolectores neandertales.

Las excavaciones en la Cova de Bolomor también han permitido constatar el uso controlado del fuego en forma de hogares con una cronología de 230.000 años, cuenta con al menos unos 15 hogares bien documentados lo que la convierte en yacimiento excepcional para el estudio del uso controlado del fuego prehistórico en Europa.

También los estudios paleoclimáticos han permitido estudiar el entorno privilegiado en el que se encontraba la cueva, además de diferentes cambios ambientales y los consecuentes cambios en la fauna y vegetación del entorno. Este sería seguramente unos de los principales reclamos que tendría la cueva para sus habitantes ya que se encuentra en una zona donde confluyen varias vías naturales y existirían zonas de lagos y majales en las tierras llanas, lo que constituiría un reclamo para manadas de algunas especies de animales en sus ciclos migratorios y lugar permanente de hábitat para muchas otras. Además, el dominio visual que, del que aún hoy día se puede disfrutar, permitirían un gran control de un territorio desde un lugar protegido y seguro.

Ahora bien, esta información, dejando de lado la espectacularidad de las vistas, es difícil comprender/visualizar un yacimiento en el que la única "estructura" es la cueva que alojó a los grupos de neandertales. Desde hace unos años, la Asociación Cultural Bolomor y el Ayuntamiento de Tavernes de la Valldigna han ido desarrollado una serie de actividades que hacen más fácil la visitar la cueva y acceder a todo ese conocimiento generado por las excavaciones.

Durante todo el año el equipo de la asociación realiza diferentes actividades en el yacimiento que van anunciando en sus distintas redes sociales. Por un lado, se encargan de realizar visitas guiadas al yacimiento donde se conocer la cueva y se puede ver de cerca el trabajo que se realiza cada año en las campañas de excavación. Estas visitas también cuentan con una serie de demostración de industria lítica, caza y fuego. Por otro lado, también se organiza una actividad nocturna llamada "Un campamento Neandertal". Esta actividad se realiza "recreación técnica" y realista elaborada por el equipo de investigación de la cueva, se recrea cómo sería un campamento neandertal y su organización alrededor del fuego,

Gracias a estas actividades, los visitantes pueden conocer la cueva, y lo más importante entenderla, y conocer la labor de los arqueólogos. Además, las demostraciones de tallado de industria lítica, enmangue de herramientas, encender fuego, etc. llama mucho la atención a los visitantes y les muestra de una manera muy visual todas esas cosas sobre las que puede que hayan escuchado hablar o leído mil veces en museo, yacimiento, etc.

Existen muchas formas de olvidar un patrimonio, y entre ellas quizás una de las más graves la cometen los especialistas en patrimonio, prehistoriadores, arqueólogos, técnicos culturales, etc. y es que muchas veces nos olvidamos de que nuestro objetivo final es que esas investigaciones lleguen a la sociedad a la gente. Por ello yacimientos como la Cova de Bolomor, en nuestra opinión, es un buen ejemplo de un patrimonio accesible para la sociedad, un patrimonio que se puede entender y que por ello no será olvidado.

¿Has visitado la Cova de Bolomor?  Si es así, ¿Qué te pareció?

¿Conoces algún otro ejemplo de patrimonio que este luchando por llegar a la gente?

Más información en:

Facebook: @covadelbolomor

Instagram: @covabolomor

Escrito por: Ester Moya