La Hepatitis B desde la Prehistoria

11.11.2021

Domingo Carlos Salazar investigador de la Universidad de Valencia. Fuente: Las Provincias

Cuanto más investigamos sobre las sociedades prehistóricas, más similitudes encontramos con las sociedades modernas. Las pruebas de ADN y estudios genéticos nos han proporcionado multitud de información sobre los orígenes del Hombre Moderno, ramas genéticas e incluso enfermedades y patologías.

Un grupo de investigadores liderado por el Instituto Max Planck de Ciencias de la Historia Humana, junto a la participación de Domingo Carlos Salazar García, investigador del Departamento de Prehistoria, Arqueología e Historia Antigua de la Universidad de Valencia, han seguido la evolución del virus de la Hepatitis B llegando a la conclusión de que existen evidencias del mismo desde hace al menos 10.000 años. El objetivo de la investigación ha consistido en el estudio de la evolución del virus desde el Holoceno temprano, a través del análisis del mayor conjunto de datos de genomas virales antiguos producidos hasta la fecha. La Hepatitis B se trata de un virus que puede causar una infección aguda a corto plazo o crónica con síntomas como fiebre, nauseas, dolor abdominal, pérdida de apetito, dolor de articulaciones, etc. Puede incluso a provocar una inflamación de hígado y se transmite a través de los fluidos corporales.

Los resultados de esta investigación destacan las rutas de difusión y los cambios en la diversidad viral que reflejan migraciones humanas y nos muestra que ya hace 10.000 años el virus estaba en gran parte de Europa, antes incluso que la expansión de la agricultura por el continente.

La investigación pone en manifiesto lo que parece obvio, que los virus han estado vinculados al ser humano desde el principio. Según Salazar "los historiadores y arqueólogos deben empezar a considerar más la influencia de virus y otros agentes hasta ahora invisibles en el registro arqueológico a la hora de reconstruir estilos de vida pasados". 

Escrito por: Oihane Morgado