Elaboran el árbol genealógico más grande de la humanidad que se remonta hasta nuestros orígenes

03.03.2022

Un equipo internacional de científicos del Big Data Institute de la Universidad de Oxford ha creado el árbol genealógico más grande de la humanidad hasta el momento. Este árbol genealógico rastrea toda nuestra descendencia gracias a un nuevo método que combina datos de múltiples de millones de secuencias genómicas.

Linajes ancestrales humanos inferidos. Cada línea representa una relación ancestro-descendiente inferida de genomas modernos y antiguos (Wohns et al, 2022)
Linajes ancestrales humanos inferidos. Cada línea representa una relación ancestro-descendiente inferida de genomas modernos y antiguos (Wohns et al, 2022)

El nuevo método utiliza secuencias ADN para rastrear cómo se han transmitido hasta hoy las mutaciones genéticas que sufrieron nuestros antepasados y en las partes del genoma en las que ocurrieron. Para ello, los científicos fusionaron más de 3.600 secuencias individuales provenientes de 215 poblaciones con genes que datan desde 1000 hasta hace más de 100.000 años. Mediante algoritmos se predijo dónde debían estar presentes los ancestros comunes en los árboles evolutivos para explicar los patrones de variación genética. La red resultante contenía alrededor de 27 millones de ancestros.

Los nuevos avances en el campo de la investigación genética han permitido generar datos genómicos de cientos de miles de individuos. Este estudio ha permitido construir el árbol genealógico a partir de unos pocos miles de individuos, incluidos algunos prehistóricos. Entre estos individuos prehistóricos se encuentran tres neandertales (Chagyrskaya - 80.000 años, Vindija - 50.000, Altai - 110.000) y un denisovano. Asimismo, se usaron datos de humanos modernos antiguos, incluida una familia de cuatro miembros de la cultura Afanásievo en las montañas de Altai (5000 años), el hombre Ust'Ishim de Siberia (45.000), el hombre Loschbour de Luxemburgo (8.000) y un individuo conocido como LBK de Stuttgart, Alemania (7.000).

De este modo, se ha podido rastrear la diversidad genética humana para la realización de este árbol genealógico, en el que se puede ver cómo todos los individuos del mundo se relacionan entre sí. De este modo, los ancestros más antiguos que identificó el estudio fueron Homo erectus que ocuparon la actual Sudán. El estudio permitió remontarse hasta 2 millones de años.

Este estudio ayuda para confirmar datos que se tenían sobre la evolución humana. Entre otros, que la mayor parte de la evolución tuvo lugar dentro de África y que, más tarde, hace unos 70.000 años se produjo el paso fuera del continente. Las raíces más antiguas de la variación humana se remontan al noreste de África, en el actual Sudán, hace más de un millón de años. Asimismo, se observa que los denisovanos dejaron descendencia genética en todo el mundo en patrones diferentes, menos en África. Este árbol también puede ayudar a estudiar cómo surgieron las variantes genéticas que están relacionadas con la salud, y por tanto, ayudar a la investigación contra algunas de ellas.

Este trabajo forma parte del plan de este equipo de investigadores para desarrollar un árbol aún más completo, mediante la paulatina incorporación de un mayor número de datos genéticos. Así, quieren llegar a tener un mapa único que permita explicar el descenso de la variación genética que se observa actualmente.

Te puede interesar...

Recomendaciones Bibliográficas

Encuentra los mejores libros de Prehistoria, Evolución Humana, Antropología Física, Osteología y Arqueología

Escrito por: Aurora Asín