El "Homo Musicalis". ¿Fue la música el primer lenguaje humano?

01.04.2022

Algunos paleoantropólogos han teorizado que antes de que las primeras palabras pudieran salir de nuestra boca, muy probablemente nos comunicábamos a través de melodías, siendo la música el primer vehículo de lenguaje humano.

Pero, ¿a qué nos referimos exactamente cuando hablamos de música? Jeremy Montagu de la Universidad de Oxford (experto en historia y origen de los instrumentos musicales), explicó que cada cultura e incluso cada persona poseen una idea preconcebida de lo que considera "música", pero la única constante es que se trata de sonidos que despiertan emociones. Otro autor que destaca en este campo de estudio es Steven Mithen, (catedrático de arqueología de la Universidad de Reading) quien refuerza su teoría en base a este vínculo creado entre la música y las emociones. Mithen defiende que el lenguaje verbal terminó suplantando a la música como medio de comunicación principal, pero es esta la que despierta nuestras emociones más básicas, ya una melodía puede excitarnos sexualmente, ayudar a un niño a dormir, cohesionar a un grupo social (ya sea a través de himnos nacionales o canciones infantiles), etc.

Concha marina manipulada para producir sonidos, hallada en la Cueva de Marsoulas en el Pirineo Francés (18.000 años de antigüedad) - La Vanguardia
Concha marina manipulada para producir sonidos, hallada en la Cueva de Marsoulas en el Pirineo Francés (18.000 años de antigüedad) - La Vanguardia

Investigaciones recientes realizadas por la universidad de Harvard han estudiado el legado musical de más de trescientas culturas que existen en nuestro planeta y han llegado a varias conclusiones sobre la relación que puede haber entre la música y nuestra condición humana. La primera es que no existe ningún grupo humano que no haya desarrollado la música, incluyendo sociedades muy pequeñas y aisladas. La segunda es que en todas las culturas aparece asociada a ciertos contextos culturales: cuidado de los infantes, sanación, danza, amor, luto, guerra y rituales. Además, en cada uno de estos contextos, las piezas musicales poseen bastantes semejanzas independientemente de la cultura de la que proceden. Esto nos hace creer con casi absoluta certeza que los grupos de cazadores-recolectores del Paleolítico emplearon la música en circunstancias muy similares.

Como ya hemos mencionado la música ayuda a cohesionar grupos, y por tanto, a sobrevivir. Esto nos lleva a una de las hipótesis más consolidadas en este campo de estudio, y es que se cree que las habilidades musicales pudieron ser un elemento clave para la selección sexual, siendo estas un indicador de "calidad genética" para las posibles parejas. Esta teoría propone que la habilidad musical es algo que aunque de primeras puede parecer "inútil" consigue captar bastante la atención del resto de miembros del grupo, por lo que podría ser un elemento de atracción similar al del plumaje del pavo real, cosa que pudo funcionar con nuestros antepasados.

La idea de que el arte otorga ventajas selectivas para la obtención de pareja y la capacidad de reproducción ha sido defendida ya en varias ocasiones. Según proponen algunos autores, las habilidades que muestra el artista son su capacidad creativa, inteligencia, coordinación y dominio corporal, causando un gran efecto en el sexo opuesto. 

- FuenteSANZ, E. (2022). Llamadme "Homo Musicalis". Muy Interesante, (edición coleccionista Paleoarte), 134-144.

 

Te puede interesar...

Escrito por: Raquel Muñoz