Similitudes dentales entre especies en Atapuerca y Zhoukoudian apuntan a un antepasado común

16.11.2021

Nuevos datos sobre la evolución humana en Eurasia permiten establecer posibles vínculos entre dos lugares tan alejados como Atapuerca y Zhoukoudian. Un estudio llevado a cabo por el Centro Nacional de Investigación sobre la Evolución Humana (CENIEH) y el Instituto de Paleontología de Vertebrados y Paleoantropología de Pekín (IVPP) ha podido observar similitudes entre los dientes de Homo antecessor de Atapuerca (Burgos) y los de Homo erectus de Zhoukoudian (China).

El estudio se centra en el estudio de los dientes, que gracias a estar formados por los dos tejidos más duros del cuerpo humano, el esmalte y la dentina, son los restos esqueléticos que mejor se conservan. Además, una vez formados, los dientes no sufren las remodelaciones características de los huesos y solo se ven afectados por el uso. Asimismo, el tamaño y la forma de los dientes tienen un alto componente genético. Por este motivo, son uno de los restos a los que más acuden los investigadores para acercarse a las relaciones genéticas entre poblaciones e individuos del pasado mediante el empleo de diferentes técnicas.

Imagen que muestra que el contorno oclusal de ambas especies es asimétrico (Bermúdez de Castro, J. M., et al., 2021)
Imagen que muestra que el contorno oclusal de ambas especies es asimétrico (Bermúdez de Castro, J. M., et al., 2021)

Este estudio realiza un estudio comparado de la dentición de Homo antecessor de la Gran Dolina y de Homo erectus de muestras procedentes de China, mediante características no métricas y análisis morfométricos. Las muestras analizadas procedían de Hexian, Yiyuan, Zhoukoudian y Xichuan, aunque la mayoría de ellas tuvieron que ser estudiadas a través de dibujos, ya que muchos originales se perdieron durante la Segunda Guerra Mundial. De este modo, solo se han conservado una docena de los provenientes de Zhoukoudian. Por otro lado, unos 40 restos dentarios de Atapuerca fueron incluidos en el estudio.

Los resultados obtenidos muestran similitudes entre las denticiones de estas especies. Estas similitudes, junto a las diferencias obtenidas en el análisis dan lugar a una serie de propuestas. Homo antecessor y Homo erectus evolucionaron de manera independiente durante al menos 300.000 años. Las similitudes se deberían a un ancestro común cercano a la primera expansión desde África que estaría representado por los homínidos de Dmanisi. 

La mayoría de expertos admite un escenario en el que se propone que lo ocurrido en Europa desde la primera colonización del continente euroasiático no tiene nada que ver con lo que ocurrió en Asía. Sin embargo, mediante este estudio se propone que los pobladores de China en el Pleistoceno llegaron en diferentes olas migratorias y no una única. Estas las llevaron a cabo una diversidad de grupos humanos que llegaron a China en diferentes momentos cuando las condiciones climáticas eran favorables. De este modo, se habría parecido mucho a lo ocurrido en Europa.

Uno de esos grupos podría haberse separado de un ancestro común con Homo antecessor y emigrado desde Oriente Próximo hace un millón de años aproximadamente. Este movimiento podría explicar los rasgos compartidos entre Homo erectus y Homo antecessor a pesar de la distancia geográfica y temporal que los separa.  

Te puede interesar...

Escrito por: Aurora Asín